Victoriano segura (1941) -19

Manuel Sicuri y Maria Sisa se miraron como interrogandose. A partir de ese momento, Maria sabia que sus temores eran fundados; y tambien a ella le dio miedo, tanto miedo como al extrano. Manueldudo todavia, sin embargo. Con indescriptible rapidez penso lo que debia hacerse; corrio hacia el arcon, tiro las pieles de ovejas en tierra y separo el arcon de la pared en forma tal que entre el mueble y el rincon podia caber un hombre.
-Yen aqui —dijo.
HI cholo corrio y de un salto se metio alii; con toda premura Manuel fue tirando las pieles sobre el y el arcon. Nadie podia sospe- iliar que alii habia un hombre. Luego, volviendose a los ninos, que habian visto todo aquello en silencio, les ordeno que se callaran y que a nadie dijeran nada; a seguidas volvio a su trabajo afuera, como si no hubiera visto al indio que avanzaba por la alta pampa.
Rcsulto que el hombre era un chasquis, esto es, un correo enviado a recorrer las distantes y perdidas viviendas de esa zona para informar que se buscaba a un cholo peruano con una cicatriz en la frente; a juicio del mallcu, es decir del jefe indigena que habia mandado al chasquis a ese recorrido, el profugo buscaba cruzar hacia Chile, pero en vez de dirigirse hacia el sudoeste desde el ultimo sitio en que se le habia visto, caminaba en derechura al sur, lo que indicaba que debia pasar por alii.
—No, no ha pasado por aqui —explico Manuel.
El chasquis se habia sentado en cuclillas y bebia chicha que se guardaba en una vasija de barro. Maria no hallaba donde poner los ojos, pero Manuel Sicuri se habia vuelto impenetrable. Estaba el tambien en cuclillas y pregunto al visitante de donde venia y cuanto hacia que se hallaba en camino y como estaban en su casa. Hablaba lentamente. Se refirio a la helada y dijo que el inviemo iba a ser muy duro. Demoro mucho en esa charla antes de abordar el asunto; pero al fin lo hizo.
—iPor que buscan a ese peruano? —pregunto.
—Robo una iglesia alia en su tierra —dijo el chasquis—; robo la corona de la Virgen y el caliz y el manto de tatica Jesus Nazareno, que tenia oro y piedras finas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>