Una amorosa gula de la lectura

La formacion lectora de Luis Beltran estuvo bajo el timon de la tla Juanita. Ella es guia espiritual de la fami- lia y, en especial, de los ninos y jovenes a quienes reune,
“bajo un frondoso arbol del patio o a la sombra de una enramada de palmas de coco” para “escuchar la lectura diaria”. A ella evoca en Isla de azul y viento para agrade- cerle que le hubiera hecho “beber desde muy nino la droga maravillosa de la lectura”. A ella describe, a modo cervantino, como “alta y enjuta, los anteojos sobre la fren- te”. Admira que, con una “formacion elementalisima”, haya sido capaz de poner a su alcance obras de grandes maestros de la literatura mundial y que haya ideado una┬ámetodologia placentera para la lectura colectiva, en ambiente propio, despu┬ús de la merienda. Es la lectura convertida en festln vespertine). Es la tia honrando el anejo precepto horaciano de que el ars es dulce et utile.
Se convierte la tia Juanita en aquel maravilloso ser de la infancia y la adolescencia que cumple la funcion de donante de un bien que le permitira a la persona trascen- der socialmente. La lectura de los mejores libros es ese bien que ella pone al servicio de su formacion, un bien que ella misma habia adquirido de manera autodidacta y del que Prieto Figueroa deja constancia en La magia de los libros. Sin duda, un legado sobre el cual deben reflexionar los maestros:
iQue cosas nos leia?-Cuentos, algunos excelentes, novelas de aventuras, muchas de la picaresca espa- nola, las de Cervantes entre ellas: las novelas poli- ciales…”Sherlock Holmes”, de Conan Doyle; “Los Miserables”, “Nuestra Senora de Paris”, de Victor Hugo; algunas de las obras de Alejandro Dumas, padre, pero tambien versos de los poetas de Venezuela, de Espana y de America. Algunas veces recitaba de memoria largos trozos de poemas, entre ellos de Andres Bello, Jose Antonio Martin, Abigail Lozano, Perez Bonalde, Julio Calcano, Tomas Ignacio Potentini, venezolanos, y de otros america- nos, de Dario, Julio Flores, Jose Asuncion Silva, Guillermo Valencia. Ismael Enrique Arciniegas, Amado Nervo, Diaz Miron, Juan de Dios Peza,
Luis G. Urbina, Jose Santos Chocano, entre muchos mas, o de Espronceda y otros poetas espanoles. Sus predilecciones, alimentadas por la gran revista
venezolana “El Cojo Ilustrado”.. .estaban entre los romdnticos y los modernistas, acaso sin saberlo. Sin embargo, no era muy amplio su repertorio. Su formation elementalisima, la carencia de bibliotecas y librerias, limitaban en forma desconsiderada su aco- pio de lecturas. Pero todo lo suplia con gran talen- to. En las revistas y periodicos.. .ella seleccionaba con cuidado, en las paginas liter arias, las cosas que nos podian interesar. Suspendia la lectura para explicar o aclarar, para complementar. Los dieciocho ojos queformaban cerco a su alrededor estaban pen- dientes de sus labios; la lectura fluia armoniosa y nosotros oiamos con deleite. A ella atribuyo mi gran vocation de lector, y el haberme librado de la litera- tura truculenta, que no forma parte de mis predilec- ciones. Han pasado muchos anos desde aquellos dias de initiation y aun persiste en mi la actitud de escu- char para aprender, con mayor atencion que cuando leo. A ella se lo debo. Los estimulos que me brindo aun perduran y han guiado mi afecto por los libros. Despues, ya no pudo seguirnos. Su cultura estuvo por debajo de varios de los miembros de su pequeno auditorio, pero en elfondo de ese edificio estaba presente su esfuerzo initial. Los cimientos habian sido puestos con material duradero mas de pensamiento, promueven el desarrollo de la sen- sibilidad, la inteligencia, la capacidad para inferir, la cre- atividad, el amor por los desposeldos, por la tierra, por la palabra sublime y por la palabra que denuncia y se ins- taura en la defensa del ser social.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>