Semblanza literaria de juan bosch -1

AUTOR DE MAS de medio centenar de obras de ficcion y ensayo, y politico activo que ocupo la Presidencia de la Republica Dominicana, Juan Bosch es un representante distinguido de la tradicion latinoamericana que ha llevado a sus literatos al ejercicio de la politica. Narrador, sociografo y promotor de la cultura, este dominicano eminente es la mas prestante figura de las letras dominicanas, escritor representativo de la narrativa hispanoamericana y uno de los mas distinguidos hombres de letras de la lengua espanola.
Nacido en La Vega, Republica Dominicana, el 30 de junio de 1909, desde muy joven se consagro a la creacion literaria, alcanzando en el cultivo del cuento el mas alto grado de desarrollo de este genero en su pais, y una de las posiciones cimeras en la narrativa latinoamericana. Juan Bosch forma, con Miguel Angel Asturias y Arturo Uslar Pietri, el triptico de narradores caribenos precursores del Realismo Magico latinoamericano, y su narrativa representa uno de los mas lucidos logros del Criollismo americano y una de las expresiones fundadoras del Socio-realismo hispanoamericano.
Bosch asume como materia de sus cuentos el mundo de sus propias vivencias. Desde muy nino conocio contratiempos y vivio aventuras. Con apenas dos anos su familia se embarca hacia Haiti y al poco tiempo regresa a la patria, instalandose durante una temporada en las comunidades rurales de El Pino y luego en Rio Verde. Su padre, Jose Bosch, un albanil de origen Catalan que termina dedicandose al comercio y a la compra y venta de productos agricolas, habia contrai- do nupcias con la puertorriquena Angela Gavino, y se habian radica- do en La Vega a principios de siglo, pero aunque los progenitores de Juan Bosch eran extranjeros inculcaron en sus hijos un amor entranable por la tierra dominicana, una simpatia especial por los problem&s de su pueblo, un interes genuino por la suerte de sus gentes.
Para llegar a lo que llego, Bosch estuvo en contacto con su pueblo, viajo con su padre por distintos puntos del pais, conocio las peripecias y los peligros de las revoluciones montoneras. Inicio sus estudios en su ciudad natal, en el colegio “San Sebastian” que dirigia el padre Fantino Falcon, legendario en el Cibao por su obra de amor y su aureola de santidad franciscana, y al trasladarse a la capital de la Republica continua sus estudios hasta el tercero de bachillerato, pero los requerimientos existenciales hacen que los abandone y se dedique a diversos trabajos. En su tiempo libre se ocupa con la lectura de los grandes maestros del cuento —Guy de Maupassant, Rudyard Kipling, Leonidas Andreyev, Anton Chejov, Sherwood Anderson, Horacio Quiroga y otros— y a cultivar el mismo el cuento. Antes de tener un dominio tecnico y profesional del cuento —que lo logro al concluir la redaction de “El no y su enemigo” en 1942— escribio cuentos de la calidad de “La mujer”, que encabeza su primer libro de cuentos, Camino real, publicado en 1933, y que le abrio las puertas de la fama.
Bosch pertenece a la generation de escritores marcados por los efectos de la primera intervention militar norteamericana al pais (1916-1924) y toma plena conciencia de su oficio de escritor desde los inicios de la primera dictadura de Rafael Trujillo, que se extende- ria desde 1930 hasta 1938. Su sensibilidad social llevo a Bosch a elegir el cuento como el medio para expresar lo que queria decir con relation a la miseria en que vivian sus compueblanos y el dolor que esa situation le engendraba:
Desde que empece a escribir tuve el proposito de daries a conocer a los lectores de mis cuentos la forma miserable en que vivia el campesino dominicano, que era entonces la mayoria de la poblacion [... ] la mayor parte eran campesinos pobres. Nacian, vivian y morian sin haber tenido un par de zapatos, y usaban solamente lo que ellos llaman una remuda, es decir, un pantalon y una camisa todo el ano, y tenian otra remuda para cuando iban al pueblo o a misa. Lo que yo queria destacar era el genero de vida que hatia el campesino dominicano; destacar que la miseria del campesino dominicano y su ignorancia debian ser una preocupacion social .
Bosch conocio las penurias y los infortunios del campesino dominicano, no por referencias bibliograficas, sino a traves de
contactos personales, de vivencias compartidas desde nino en Rio Verde o El Pino, o en la misma La Vega de principios de siglo. La mayoria de sus recuerdos tiene relacion con hechos o dichos de campesinos, con datos y elementos que tejen su vision del mundo y su cultura, con situaciones que describen su fonna de vida, y como tenia una particular sensibilidad para los problemas sociales sentia una compasion por sus carencias y penurias. A todo narrador le es indispensable tener un contacto directo con los hechos y las situacio-nes dramaticas sociales. Todo nutre su facultad imaginativa y de su experiencia sacara el material de sus cuentos. Bosch fue desde muy joven una persona que tuvo las mas diversas actividades laborales -cargador de camion, vendedor de medicinas, visitador a medicos, oficinista, asesor de politicos y locutor y redactor de periodicos, etc.— y toda esa experiencia se ha ido acumulando hasta amasar con ella la pasta de sus cuentos. Por ejemplo, “La mujer”, que escribiera en 1932, se desarrolla en la Linea Noroeste del pais y el hecho que en el se narra lo vivio el autor en uno de sus viajes junto a su padre, euando hacia sus recorridos vendiendo mercancias y comprando huevos y polios a los campesinos que se reunian en la casa de Dario Sinda. cuyo punto de reunion se convertiria luego en Villa Sinda. “La mujer” fue un cuento perfecto, pero el autor lo escribio de una manera instintiva, y necesito diez anos de trabajo literario para tener un dominio consciente, tecnico, del cuento, de lo que se dio cuenta en 1942 al terminar “El rio y su enemigo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>