Raíz de resultados económicos ineficientes

El gobierno y las políticas que aplica, son muchas veces responsables de malos resultados y socialmente ineficientes. Ejemplos destacados son: las guerras entre naciones, o las guerras civiles, o la persistencia de la pobreza en muchos países que obtienen sólo una parte pequeña que sus ganancias potenciales. No hay manera de explicar la pobreza de muchas naciones sin tomar en cuenta lo mal, que son gobernados. Este mal gobierno es una de las causas principales de su pobreza. Las disparidades en el desempeño pueden ser explicadas en términos de las diferencias de costos de transacción entre gobiernos: la gente en los países pobres parece ser capaz de argumentar y llevar a cabo negociaciones como en los países desarrollados.61
Aún más, en particular uno se pregunta: ¿por qué si existe la capacidad de introducir tecnologías para producir bienes en los países pobres, sus economías no prosperan? ¿Por qué : con tecnologías modernas, con empresas competitivas inter-nacionalmente, con regulaciones económicas blandas, con tasas fiscales favorables, y con salarios bajos, las economías subdesarrolladas no alcanzan el éxito? ¿Por qué estos países no han podido repartir sus ganancias de eficiencia y competi- tividad? ¿Por qué en estos países no se realizan las ganancias mutuas que la teoría económica predice? ¿Por qué en estas economías los costos de transacción son tan altos que man-tienen en la pobreza a una parte muy importante de la pobla-ción?
Las respuestas a estas preguntas pueden encontrarse en la debilidad o inexistencia de los mecanismos institucionales que permitan mejorar al gobierno. Entre ellos destacan tres: 1) el proceso de selección, supervisión y sustitución de los gobier-nos, y sus mecanismos de rendición de cuentas; 2) la capacidad del gobierno para administrar los recursos de forma eficaz y elaborar, poner en marcha y ejecutar políticas y leyes adecua¬das para el desarrollo del país y el bien común, y 3) el respeto, por parte de los ciudadanos y del Estado, de las instituciones que rigen sus relaciones económicas y sociales.62

(61.La evidencia empírica sobre la calidad del gobierno, la gobernalidad, y la credibilidad es bastante significativa aunque no definitiva. Para una revisión de los principales estudios sobre esta relación puede consultarse de J. Aron 2000, “Growth and institutions: a review of the evidence”, en The World Bank Research Observer, vol. 15, núm. 1, febrero, pp. 99-135.)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>