La perspectiva del desarrollo económico en los precursores – page 3

Sin embargo, por el lado de la oferta, tenemos el problema de la formación de capital para el desarrollo económico, debi­do al bajo nivel de la renta y al escaso nivel de ahorro. Sería necesario para aumentar la capacidad de ahorro interior, in­crementar la productividad y la renta real. Por lo que se nece­sita alguna forma de ayuda del exterior -inversión extranje­ra- para producir esta mejora inicial y salir, de este modo, del círculo vicioso.

Otra posibilidad es aplicar políticas de comercio exterior que desestimulen las importaciones de lujo o semilujo. Es posible que estas acciones lleven a algún aumento de la tasa de formación de capital del país en cuestión. Otra posibilidad sería el ahorro forzoso por parte de la hacienda pública, sin embargo, debido a la pobreza es una medida muy difícil de aplicar.

La otra alternativa para salir de la pobreza serían las do­naciones de los países ricos a los pobres, pero éstos no deri­van en ningún mecanismo económico de mercado, como tampoco el mecanismo del impuesto progresivo.

Nurkse establece que los países subdesarrollados deben mantener firmes las riendas de la propensión nacional al con­sumo e impulsar el ahorro, pues sin un ahorro interior no podría haber ningún aumento neto de la tasa de inversión. La recomendación última, es hacer depender la acumulación de capital del ahorro nacional. Ninguna solución es posible sin esfuerzos interiores muy grandes, especialmente en el campo de la hacienda pública.

Podemos concluir que Rosenstein-Rodan y Nurkse son los representantes de esta derivación de la teoría del desarrollo económico equilibrado. Los dos enfatizan en que el círculo vi- cioso sólo se puede romper si se emprende de manera simul­tánea un número suficientemente grande de proyectos, para que las nuevas industrias puedan ser clientes entre sí median­te las adquisiciones de sus trabajadores y sus dirigentes.

Marcus Fleming26 hace una crítica a la linealidad y lógica metodológica con que Rodan y Nurkse presentan sus argu­mentos respecto al crecimiento equilibrado y de gran empu­je, a partir de una reconstrucción de éstos. Aunque no en abierta oposición, considera que la hipótesis de la “introduc­ción de nuevos métodos de producción con costes menores para expandir la producción en la industria”, elevará la ren­tabilidad de otras industrias que no se hallen relacionadas especialmente con ellas en tanto clientes o proveedores y, si estas industrias actúan en competencia imperfecta, promo­ver economías de producción en mayor escala, podría no ser cierto.

Además, las posibilidades de que la expansión de una in­dustria genere economías en otras industrias que no se hallan relacionadas verticalmente con ellas, aumentarán si las eco­nomías se generan verticalmente en las industrias producto­ras de factores, lo cual implica la introducción en cierta medida de elasticidad en la oferta de los factores de producción, favo­rable a las economías externas. Sólo en estas condiciones ó la oferta elástica de trabajo o de capital, tienden a favorecer el crecimiento equilibrado. Sin embargo, es probable que la elas­ticidad total de la oferta total de trabajo sea baja y que se exagere el hecho de que se pueda transferir trabajo de la agri­cultura a la industria, donde las oportunidades de economías de escala son mayores.

En cuanto al capital, considera probable que la oferta in­terior sea inelástica dentro de cualquier período corto de años y; que como el capital importado varía mucho de país en país y de tiempo en tiempo, este capital es menos efectivo que el interior en la ampliación del mercado y en la promoción de economías de escala.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>