La NEI EN el siglo XXI: aportación al estudio del fenómeno del (sub) desarrollo – 1

Grandes son las deudas que tiene la teoría y práctica econó-mica en este siglo para la mayor parte de la población mun-dial, sumida en un grado y nivel de pobreza, sólo comparable al prevaleciente en la Edad Media….58 Y, aunque no únicamente el paradigma teórico-económico dominante es responsable de los errores cometidos en el ámbito de las decisiones de políti¬ca económica y de desarrollo, llevadas a cabo por las autori¬dades económicas de la mayoría de los países del mundo, particularmente de los países subdesarrollados cada vez más globadependientes de los países desarrollados, de las decisio¬nes de los grandes organismos económicos internacionales y de las decisiones de inversión real o de portafolio de las gran¬des corporaciones transnacionales, sí tuvo que ver, desde nuestra perspectiva, en la profundización del fenómeno de la pobreza mundial (ver UNDP: Human Develoment Report, 1999, pero particularmente el de 1996) de fines del siglo xx y prime¬ra década del siglo xxi y de ahí su gran deuda.
Por qué afirmamos lo anterior, indiscutiblemente, porque gran parte de la lógica propia de optimización de los recursos, de la eficiencia, de la alta productividad, etc. y demás catego¬rías económicas relacionadas con la teoría neoclásica paretia-na, en tanto expresión simpUficadora de la compleja realidad económica, al generalizarse a una escala universal (posibilita¬da por las nuevas tecnologías], por medio de la intensificación de la producción y el intercambio internacional, de las políti¬cas de apertura y liberalización económica (principalmente comercial y financiera; en se orden] que con base en el meca¬nismo de mercado siguieron, también, muchos países subde- sarrollados, los ha llevado a presentar una lógica exclusión social en el juego económico, debido, principalmente, a su retraso tecnológico, a su insuficiente e ineficiente marco insti¬tucional y a las contradicciones de política económica que, por privilegiar el ajuste y los macrofundamentos, ha descuidado (o propiciado] la caída vertical del bienestar económico, facili-tando la exclusión de grandes segmentos de la estructura económica, que vieron cómo la globalización les desplazó del mercado interno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>