La madre, Josefa Figueroa: la bondad, una heredad espiritual

En mi casa defamilia, madre y padre consagrados al servi- cio, aprendi que por encima del hombre esta su bondad y que repartirla es una manera de aumentar la heredad espiritual, porque es la unica herencia que no se disminuye cuando se comparte con los demas.
Josefa era una mujer extremadamente carinosa con sus hijos, con “voz suave de ternura empapada”, de “ccilida sonrisa”. Su temple, hecho para la caricia, la indujo al oficio de panadera o bien a la “diaria labor de panade- ra”, que le dulcifico el car ac ter, pues como recordaba de ella, su propio hijo Luis Beltran:
Cada golpe de mano derramado en la masa era la suavidad que se mezclaba con la dura faena en que convoca el trigo Las manos de la senora Josefa eran buenas para masa- jear el cuerpo dolido, el hueso fracturado. Eran manos de curandera. Era la mano amiga que encamaba a la madre universal, a Maria, la Virgen, en su dulce entrega de alentar corazones, de repartir pan y sonrisa, en su “des- bordada maternidad de todos” afanada en:
Visitar los enfermos, despedir a los muertos, llorar, llorar la pena en otros derramada.
La condicion humana de Josef a, su entrega, su voca- cion de atender a todos, era transmitida a sus hijos. Los convertia en unos trabajadores sociales dispuestos a luchar por los desposeidos, por los sin tierra, como siem- pre lo hizo Luis Beltran, cuyo amor a los mas necesitados trascendla los linderos de la isla. Se nacionalizo y se uni- versalizo al hacer que la obra se transformara en una idea en pro de la formation de un ciudadano responsable y feliz y de una patria grande, ideas por las cuales luch6 mientras vivio y que perviven ahora en sus escritos. Ideas con las cuales devolvio a Josef a Figueroa toda la generosidad y la bondad que le brindo y le enseno desde que el era muy nino. Ideas que el les transmitio tambien a sus hijos, nietos y sobrinos, “herencia que no se dismi- nuye cuando se comparte”.
Es admirable la identidad del doctor Luis Beltran Prieto Figueroa con el lugar en que nacio, con los oficios del padre y de la madre, sin renunciar de antemano a una procedencia social con olor I humildad, a pueblo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>