EL Viejo institucionalismo o instutucuonalosmo anterior – page 3

Para él, las normas son necesarias y su supervivencia dependería de su capacidad para mantener unidos en una institución permanente los egoísmos arrogantes I ilimitados de los individuos presionados por la escasez de recursos. En este sentido, ve a las instituciones como el mecanismo para resolver problemas, entes que evolucionan en función de los nuevos problemas.

Al tener su origen en la resolución de conflictos y en la acción conjunta, implica necesariamente, la selección de hábitos y prácticas de los buenos individuos frente a los malos que debilitan al grupo en su conjunto. Con­cluye afirmando que algunas instituciones pueden modificar­se por medio del poder político y por medio del derecho con­suetudinario.

Clarence E. Ayres también crítica a la economía neoclásica al rechazar su concepto de equilibrio, pues éste no establece una causa y un efecto,- también critica el hecho de conceder mucha importancia al capital; y el no otorgar suficiente peso a la tecnología en tanto patrón absoluto de valor. Niega que los deseos estén dados y que el consumo sea el fin de la actividad económica y, afirma que la economía debe ser una ciencia del valor y no del precio, ya que el precio no puede medir el valor de bienes y servicios.

Quien, desde el punto de vista de la estructura del merca­do dinámico expresa mejor algunos preceptos del institucio- nalismo es J.K. Galbraith para quien la economía está domina­da por el monopolio, que establece políticas para manipular los gustos y preferencias de los consumidores, por medio de la mercadotecnia. El monopolio, desvía hacia caminos poco deseables la pauta de las actividades económicas, por lo que, este tipo de empresa debe ser regulada. Ve en el fomento al consumo privado sobre el público una manera de sesgar la distribución del ingreso.

Gunnard Myrdal, quien a fines de los sesenta se introdujo en la perspectiva institucionalista concede una gran importan­cia, al hecho de que los factores sociales influyen en la forma

108 • Juan González García

en la que los economistas enfocan los problemas; rechaza la posibilidad de erradicar los juicios de valor del análisis econó­mico y considera que la investigación económica debe ocupar­se de muchos más aspectos que la economía convencional y, específicamente de factores institucionales.

Welcome to: Viajar Vietnam

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>