Apuntes sobre el arte de escribir cuentos (1958)-8

Volveremos sobre cste asunto mas tarde. Por ahora recordemos que hay un arte en el que el tema y forma tienen igual importancia en cnalquicr cpoca: es la musica. No se concibe musica sin tema, lo mismo en el Mozart del siglo XVIII que en el Bartok del siglo xx. Por otra parte, el tema musical no podria existir sin la forma que lo expresa. Esta adecuacion de tema y forma se explica debido a que la musica debe ser interpretada por terceros.
Pero en la novela y en el cuento, que no tienen interpretes sino espectadores del orden intelectual, el tema es mas importante que la forma, y desde luego mucho mas importante que el estilo con que el autor se expresa.
Todavia mas: en el cuento el tema importa mas que en la novela. Pues en su sentido estricto, el cuento es el relato de un hecho, uno solo, y ese hecho —que es el tema— tiene que ser importante, debe tener importancia por si mismo, no por la manera de presentarlo.
Antes dije que “un cuento no puede construirse sobre mas de un hecho. El cuentista, como el aviador, no levanta vuelo para ir a todas partes y ni siquiera a dos puntos a la vez; e igual que el aviador, se halla forzado a saber con seguridad adonde se dirige antes de poner la mano en las palancas que mueven su maquina”.
La conviccion de que el cuento tiene que cenirse a un hecho, y solo a uno, es lo que me ha llevado a definir el genero como “el relato de un hecho que tiene indudable importancia”. A fin de evitar que el cuentista novel entendiera por hecho de indudable importancia un suceso poco comun, explique en esa misma oportunidad que “la importancia del hecho es desde luego relativa; mas debe ser induda-ble, convincente para la generalidad de los lectores”; y mas adelante decia que “importancia no quiere decir aqui novedad, caso insolito, acaecimiento singular. La propension a escoger argumentos poco frecuentes como temas de cuentos puede conducir a una deforma- cion similar a la que sufren en su estructura muscular los profesiona- les del atletismo”.
Hasta ahora se ha tenido la brevedad como una de las leyes fundamentales del cuento. Pero la brevedad es una consecuencia natural de la esencia misma del genero, no un requisito de la forma. El cuento es breve porque se halla limitado a relatar un hecho y nada
mas que uno. El cuento puede ser largo, y hasta muy largo, si se mantiene como relato de un solo hecho. No importa que un cuento este escrito en cuarenta paginas, en sesenta, en ciento diez; siempre conservara sus caracteristicas si es el relato de un solo acontecimien- to, asi como no las tendra si se dedica a relatar mas de uno, aunque lo haga en una sola pagina.
Es probable que el cuento largo se desarrolle en el porvenir como el tipo de obra literaria de mas difusion, pues el cuento tiene la posibilidad de llegar al nivel epico sin correr el riesgo de meterse en el terreno de la epopeya, y alcanzar ese nivel con personajes y ambientes cotidianos, fuera de las fronteras de la historia y en prosa monda y lironda, es casi un milagro que confiere al cuento una categoria artistica en verdad extraordinaria.C)

“El arte del cuento consiste en situarse frente a un hecho y dirigirse a el resueltamente, sin darle caracteres de hechos a los sucesos que marcan el camino hacia el hecho..—dije antes. Obser- vese que el novelista si da caracteres de hechos a los sucesos que marcan el camino hacia el hecho central que sirve de tema a su relato; y es la descripcion de esos sucesos —a los que podemos calificar de secundarios— y su entrelazamiento con el suceso princi-pal, lo que hace de la novela un genero de dimensiones mayores, de ambiente mas variado, personajes mas numerosos y tiempo mas largo que el cuento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>