Apuntes sobre el arte de escribir cuentos (1958)-6

Aprender a ver un tema, saber seleccionarlo, y aun dentro de el hallar el aspecto util para desarrollar el cuento, es parte importantisima en el arte de escribir cuentos. La rigida disciplina mental y emocional que el cuentista ejece sobre si mismo comienza a actuar en el acto de escoger el tema. Los personajes de una novela contribuyen en la redaction del relato por cuanto sus caracteres, una vez creados, determinan en mucho el curso de la accion. Pero en el cuento toda la obra es del cuentista y esa obra esta determinada sobre todo por la calidad del tema. Antes de sentarse a escribir la primera palabra, el cuentista debe tener una idea precisa de como va a desenvolver su obra. Si esta regia no se sigue, el resultado sera debil. Por caso de adivinacion, en un cuentista nato de gran poder, puede darse un cuento muy bueno sin seguir esta regia; pero ni aun el mismo autor podra garantizar de antemano que saldra de su trabajo cuando ponga la palabra final. En cambio, otra cosa sucede si el cuentista trabaja conscientemente y organiza su construction al nivel del tema que elige.
Asi como en la novela la accion esta determinada por los caracteres de sus protagonistas, en el cuento el tema da la accion. La
diferencia mas drastica entre el novelista y el cuentista se halla en que aquel sigue a sus personajes mientras que este tiene que gobemarlos. La accion del cuento esta determinada por el tema pero tiene que ser dictatorialmente regida por el cuentista; no puede desbordarse ni cumplirse en todas sus posibilidades, sino unicamente en los termi- nos estrictamente imprescindibles al desenvolvimiento del cuento y entranablemente vinculados al tema. Los personajes de una novela pueden dedicar diez minutos a hablar de un cuadro que no tiene funcion en la trama de la novela; en un cuento no debe mencionarse siquiera un cuadro si el no es parte importante en el curso de la accion.
El cuento es el tigre de la fauna literaria; si le sobra un kilo de grasa o de came, no podra garantizar la caceria de sus victim as. Huesos, musculos, piel, colmillos y garras nada mas, el tigre esta creado para atacar y dominar a las otras bestias de la selva. Cuando los anos le agregan grasa a su peso, le restan elasticidad en los musculos, aflojan sus colmillos o debilitan sus poderosas garras, el majestuoso tigre se halla condenado a morir de hambre.
El cuentista debe tener alma de tigre para lanzarse contra el lector e instinto de tigre para seleccionar el tema y calcular con exactitud a que distancia esta su victima y con que fuerza debe precipitarse sobre ella. Pues sucede que en la oculta trama de ese arte dificil que es escribir cuentos, el lector y el tema tienen un mismo corazon. Se dispara a uno para herir al otro. Al dar su salto asesino hacia el tema, el tigre de la fauna literaria esta saltando tambien sobre el lector.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>