PRIMERA PARTE: CONSIDERACIONES PRELIMINARES

Este subcapítulo, se dividirá en tres partes. Primeramente se verán algunas formulaciones inmediatas a la teoría del desarro­llo tradicional. Se presentarán algunos planteamientos y pro­puestas de desarrollo que, sin alejarse de las explicaciones y prescripciones de la parte previa, establecerán algunas dife­rencias, síntesis y nuevas prescripciones. En la segunda parte presentaremos algunos planteamientos más recientes hechos por algunos seguidores de la teoría y, finalmente, en la tercera par­te realizaremos una breve evaluación crítica sobre lo expuesto hasta aquí. Continue reading

Aspectos de convergencia entre los diversos planteamientos

Hasta aquí, podríamos afirmar que las propuestas generales hechas por los precursores del desarrollo económico, tanto a® los predesarrollistas como de los desarrollistas, han de consideraciones hipotéticas y de orden general, en las que observan los problemas, restricciones y condiciones para el desarrollo sobre las que hay que poner atención para avanzar en los propósitos desarrollistas. En este sentido, existe un gran avance en los planteamiento que ya identifican de mane­ra específica los grandes problemas que enfrentan los países subdesarrollados para iniciar su proceso de desarrollo, por ello mismo es que advertimos que aún es posible profundizar un poco más para tener un mejor conocimiento de sus respec­tivas realidades. Continue reading

La perspectiva del desarrollo económico en los precursores – page 6

Recomienda que los beneficios deberían ser siempre paralos capitalistas, pues son los que tienen la mentalidad de in- I versión productiva (herencia schumpeteriana], las otras cla­ses sociales sólo lo despilfarrarían. Diría Lewis, únicamente la pasión del industrial llevará a construir un imperio de ladrillos y acero. Continue reading

La perspectiva del desarrollo económico en los precursores – page 5

Para romper el círculo vicioso considera que es necesario propiciar la acumulación de capital y fortalecer a las empresas dedicadas al comercio exterior e impulsar un ambiente inter­nacional más receptivo a las exportaciones de los países sub- desarrollados. De esta manera, podrá elevarse el nivel de la renta y generar demanda interior. Además, sí paralelamente se da la gran inversión, tanto para apoyar a las empresas in­ternas como a las que compiten con importaciones, se podrán inducir las exportaciones, de tal manera que se pondría en marcha un proceso multiplicador-acelerador, que se converti­ría en el motor del desarrollo. Continue reading