Antecedentes generales de la teoría del desarrollo económico: predesarrollistas

El propósito de estas líneas es enfatizar el interés que los an­tiguos ya tenían por el desarrollo, antes de que se iniciaran los estudios formales respecto al desarrollo económico. No se pretende hacer una reseña del pensamiento pre-desarrollista de los pioneros de la economía. A este respecto habrá que mencionar que existe una gran cantidad de estudios que ini­cian o desarrollan sus análisis a partir de esta perspectiva. Por citar a algunos, tenemos a Adelman (1978], Gathak (1986], Meier (1987], Thirwall (1990], Pakdman (1996] y Ros (1996], sobre todo estos dos últimos, que realizan una evaluación de la teoría, sus divergencias y enseñanzas, a la luz del renovado interés que en estudiosos como Romer (1986; 1993] y Krug- man (1993] manifiestan respecto a esta rama de la economía, particularmente Krugman (1996], quien considera que, lo que predomina en la teoría del desarrollo económico es la moda en las ideas del desarrollo y, considera que, pronto habrán de regresar las ideas que ven en el Estado al factor último del desarrollo económico. Continue reading

Consideraciones generales- page 3

El diagnóstico del que partieron los teóricos del desarrollo “tradicional” para encontrar las causas del porqué un país estaba subdesarrollado, estableció principalmente que el sub- desarrollo existía, debido a múltiples factores como: carencia de recursos, exceso de población, baja calificación de mano de obra, insuficiente ahorro e inversión, predominio de econo­mías duales, falta de planificación, heterogeneidad estructu­ral, baja productividad, estrechez del mercado interno, caren­cia de tecnología e inequitativa distribución del ingreso (Thirwall, 1995). Tal vez, ahora habría que incluir inadecuada inserción en la globalización económica, estructuras políticas renuentes al cambio institucional y gobiernos ineficientes y corruptos. Continue reading

Consideraciones generales- page 2

a la de la “nueva propuesta”, sino destacar que muchas de sus explicaciones, prescripciones, análisis y conclusiones, fueron insuficientes y, de una u otra manera, dejaron o han dejado inconclusa a la teoría del desarrollo económico en tanto fun­damento teórico para posibilitar el logro del desarrollo para los países que, en aras de la búsqueda de éste, aplicaron tal o cual política de desarrollo nacida de las ideas de aquélla. De suyo, esta situación no es grave, dado que toda disciplina científica se transforma dialécticamente en relación con su entorno y espacio temporal, de manera continua. Continue reading